Feeds:
Posts
Comments

2360185067_9bffe079c0

 

El poema a continuación, dividido en cuatro partes (I, II, III, IV), que dicho sea de paso, no es de mi autoría, es la confesión de un hijo a su padre.

Muchas veces tratamos de dibujar con palabras aquellas actitudes que nos gustaría ver en las personas… Esto nos basta, aunque sea por un momento, para alejarnos de la cruda realidad..

HIJO:

Padre nunca he aceptado

Que fui yo el problema

 Que por odiarte yo he perdido

El amor y la vida verdadera

 

Cuanto me arrepiento padre mío

Por no haberte entendido

Por mi orgullo matutino

Por mi solitario narcisismo

 

Dios perdone ya mis actos

 Por haberlo abandonado,

 Por no hacerle caso

A lo que el me había ordenado

 Me voy ya padre querido

Aquel túnel del pecador

 Que le queda aún curar

 Los males que causó

 

No te olvides padre mío

Que ahora me titulo tu amigo

 Y que al lado tuyo yo estaré

Siempre amándote

 

Sostenme cuando como era un niño

Naci puro y tibio

Tenme padre entre tus brazos

Al sazón de mi ocaso

 

No te olvidare padre mío

Que tú siempre fuiste mi amigo

Que ahora  al último suspiro

Déjame decirte: adiós padre querido.

PADRE:

No te vallas amigo mío

Que voy a hacer ahora no estando tú conmigo

Por que te vas hijo querido

Como me veré ya sin mi amigo

 

Hijo mío se que escuchas

Se que ves que has muerto

En mis manos, estas de amor

Como cuando naciste, ahora te tengo yo

 

Viste hijo mío que siempre te he amado

Te he recibido al nacer

Aceptando lo que pudieras ser

Aunque me costo aceptarte

lo que fuiste ayer.

 

Hoy te tengo hijo querido

Entre mis brazos de padre

Que aman desmesuradamente

De amor desesperante.

 

Adiós mi buen amigo

Siempre te he querido

Eres ahora mi sol

Como lo fuiste en tiempo anterior

 

 

 

HIJO:

Por Dios, hay padre mío

No sabía cuanto por mí has sufrido

Pero sabes  cuanto he querido

Volver a tu camino

 

Más maldita triste hormona

De mujer en mi elevada

Que me condena siempre eterna

 Al amor por quien en mi se aparenta

 

Es igual a mi lo se

Pero son a ellos a los que siempre amé

Y a los que siempre guardaré en mí ser

Por que ellos amor me dieron, aquellos que en mujeres nunca encontré

 

PADRE:

Calla hijo mío

 Mi corazón tú hieres

Vasta ya de feas palabras

Acciones nefastas que ennegrecieron mi ilusión

 

HIJO:

Padre por favor perdona

Por no ser un buen hijo

Padre mío, padre perdona

Por no ser un buen amigo

 

PADRE:

Hijo mío te perdono

Por que siempre te he dicho

Que serás siempre mi ser

Aunque tú no lo querías ver

 

HIJO:

Padre mío me estoy muriendo

 Por esa cruel enfermedad

De la que afecta continuamente

 A nuestra despreciada comunidad

 

Padre padre perdóname por que dolido me voy

De haber sido soberbio

De haberte odiado por mucho tiempo

Sin motivo ni razón

 

Padre mío perdona

Si alguna vez nos encontramos.

Dime siempre que te escucha}che

Que te preste atención

 

Si yo lo hubiese hecho

 Ahora no estaría acá contigo

Con esta, mi triste situación

 

PADRE:

Nos te preocupes ya hijo mío

Descansa ahora amigo

Aunque seas lo que fueres

Siempre serás mi hijo

 

PADRE:

Tu llegaste a mi vida, fuiste la mi máxima alegría.

Fuiste el sol que alumbraba mis días

El consuelo de cada lágrima mía

Siempre fuiste aquel tesoro, siempre por ti yo moriría.

 

Fuiste luz, fuiste creciendo

 El farol de mis penumbras

 En esta vida tan perdida

De sueños frustrados y rebeldía.

 

Te veía yo en tu madre

Y cada vez que me mirabas yo sonreía

Dije siempre este será mi guía

En la edad de mi melancolía

 

Mi compañero fiel guardián

 Más que hijo, amigo mío

Juntos siempre yo me lo he dicho

Nunca existirá el olvido

 

Fuiste creciendo junto a mi amor

Incondicional y lleno de ilusión

Te creía a ti mi héroe

Mas que yo tú para mi eres

 

Pero vi que no querías

Junto a mí jugar, quien lo pensaría

Mucho tiempo en la cocina

Junto a libros de modas y refinería

 

Te compre aquella pelota

Más la dejaste nueva en tu caja

De colecciones, de autos enormes

De robotes fuertes robusto, todos para un verdadero hombre.

 

Mas sin cuidado yo observaba

Que solo hombres tú dibujabas

Que jugabas noches y días

A hacer postres y gestos de princesas y dinastías

 

Creciste, rápido hijo creciste

Aun sabía que había tiempo

De demostrarte  mi amor

Ese que solo un padre siente de corazón

 

Ilusionado a ti concurría

Para qué me cuentes de tus días

Pero solo tú preferías, de tu madre

Aprender costurería

 

No te importaba ya mi figura

 La pusiste ausente de ti

 Me dejaste triste y al fin

De la cornisa, triste sin ti

 

Nunca supiste acaso cuanto en dolor me moría

De abrazarte  no pararía

Si hubiera habido un solo día

Que ayuda en mi tu buscarías

 

Hay hijito mío, acaso  no sabias

Que encontré en tu closet

Aquel diario intimo

Que solo era de chicas

 

 

Ese horrible presentimiento que en ti de niño observo

Mas aquel amargo veneno

Aquel horrible no reconocido hecho

Que sentí que no eras hombre, de aquellos derechos.

 

Dije dije yo te acepto

Pero triste me sentí solo

 De saber que nunca me mirarías como aquel amigo

Que en mis días amargo contigo desecharía

 

Acasos nos ves el dolor

Ese triste amargo dolor

De llorar tantas horas

Por tu triste condición

 

Sabes acaso cuantas veces te perdoné

Sin impórtame cualquier acción cruel

Sabes como llore

Cuando te vi haciendo las  cosas al revés?

 

Sabes acaso lo que se siente encontrarte

Cuerpo a cuerpo, con alguien que es de tu mismo aspecto?

Sabes el dolor que causaste al seguirme mintiendo,

y engañandome para seguir tus encuentros?

 

Intente salvarte de aquello triste

 Más tú de soberbia me heriste

 Me dijiste palabras vanas

Que dejaron mi alma desgarretada

 

Tu orgullo de mujer te engalardona

Te sientes orgulloso de odiarme

Por que tan solo quiero yo guiarte

Tan solo por mucho amarte

 

Acepte aquello que fuiste

Pero creo que  de enemigo me figuraste

Me odiaste hasta por poco matarme

Diez mil puñales de palabras sobre mi clavaste

 

No se si te arroje al viento yo

O te fuiste tú

 Pero desde aquellos trágicos días

Jamás apareciste tú

 

Sabes cuanto he llorado

De dolor he desangrado

Al saber que por amarte

Me ubicaste en un mal estandarte

 

Fuiste tu quien me abandonaste

O tal vez lo fui yo

Pues perdón te pido hijo

Por tantos años de dolor

 

 

 

PADRE:

¿Como estas hijo, como estas niño querido?

Serás tú o seré yo, victimas de doble filo

¿Seré acaso culpable?

 ¿De tantos años que no estuviste conmigo?.

 

HIJO:

Hay padre querido,

En que vil situación nos hemos visto

Tu despierto aún con vida

Triste solo a la suerte yo junto a este triste hastío.

 

PADRE:

Y este hastío es hijo mío, lo que al fin nos ha unido

¿Pero acaso has pensado como he vivido todo este tiempo

Solo sin nadie con quien hablar

Por tu cruel y estúpido capricho?.

 

Aún no pierdo las esperanzas de olvidar aquellas heridas

Que solo por ti han sido infundidas

Del triste aquel pasado aun vivo

 De recuerdos lamentosos que hoy compartir contigo me animo.

 

HIJO:

Habla padre, que aún eres querido

Aquel héroe que siempre admiro

Cuando veo tus fotos triunfante

De buen hombre, aquel que nunca he sido.

 

PADRE:

¿Sabes acaso lo que he sentido

Cuando de tu madre saliste, inocente y tibio

Entre mis brazos lo más alegre

 Del futuro, ese mi mejor amigo?

 

HIJO

Ves, hasta ahora en estos minutos

Me recalcas aquellos que jamás he podido

Me lastimas nuevamente con aquello

 En vano no perdido

 

PADRE:

Basta ya hijo querido, ese orgullo destripador

 Que en mi alma haces daños

 Por tu cruenta y pobre obsesión

 

HIJO:

Como no quieres padre mío

SI de mi lado te has ido

No se si habré yo sido

O quizás ambos lo fuimos

 

PADRE:

Siempre dijiste hijo mío

Que yo nunca te he querido

 Más siempre fuiste al amor, ese bendito

 Que aun me mantenía vivo

 

HIJO:

Pero padre me has abandonado cuando mas lo necesite

Cuando a gritos te implore

Cuando llorando me desgarre

Cuando en éxtasis de nervios te dije compréndeme

 

PADRE:

Siempre  tú has pensado

Solo en lo que ti acontece

Acaso no te has preguntado

Por que yo de ti me he alejado?

 

HIJO:

Haber dime de una vez por todas

 Aquello que nunca he oído

 De tus labios aun vivos

 Palabras vanas seguro yo recibo.

 

 

 

bulimia2

 

Con dos dedos en la boca

Y mis esperanzas muertas

Entro en baño para desechar

La mierda que hay en mí

 

Mirando ese asiento blanco

Presiono la lengua con mis dedos

Para librarme de las palabras

Que en vano te dije

Palabras que ni siquiera escuchaste

 

Vomito, vomito y desecho

El amor que tanto te tengo

Porque inútil es amarte

Cuando haces todo por evitarme

Despreciarme y humillarme

 

Vomito, vomito y sacó de mí

Y dejo en el fondo de la podredumbre

Aquello que una vez te di

Todo el amor y comprensión

Que con tanto afán pisoteaste

 

Interminables son las horas

Seguiría vomitando

Por toda una eternidad

Porque inacabable es

El amor que por vos sentí

 

Vomitar para expeler

Lo que no quiero más contener

Vomitar y olvidar que por vos

Di mi vida y mucho más

Olvidarte por fin y sacarte de mí

Detente Janus

janus-rund

 

 

 Mientras el tiempo corre

A pasos incalculables

La carrera contra el recuerdo

Remoto hoy está

El día en que tus ojos

Me susurraron adiós

 

Aunque el tiempo vuele

Más rápido que la luz

Y aunque intentes

Olvidarnos

Olvidarme

Y fingir que nunca

Realmente existimos

 

Aunque te distancies

Te aísles, nos margines

Y nos niegues

Seguimos inevitablemente

Viéndote en palabras

 

Escondidos en los rincones

Mirando a nuestro alrededor

Murmuramos  verdades

Antes insospechables

Ahora verosímiles

Para nada sutil, visibles

En miradas, gestos

Y palabras

 

No puedes negar, Janus,

Que tu verdadera cara

Ya conocemos

No lo sigas ocultando, Janus

Porque más que evidente es

Ese ser en vos

Rogándote a gritos

Que lo dejes ser

 

No nos destruyas más

Con tus mentiras desmesuradas

Con tus verdades irreales

Con tus pasados inventados

Ya no queda artimaña

Que nos engañe

 

No nos arruines más

Con tu narcisismo prepotente

Con ese afán de ser el único

El evidentemente mejor

Con tu posición de victima

La negación de tus culpas

Y tu incapacidad de pedir perdón

 

Sé quien eres, Janus,

Ya no hay disimulo

Que oculte tu verdadera cara

Déjalo libre y permítete ser

Olvida tus prejuicios

Que infundados son

Nadie te habrá de juzgar

Si reconoces la verdad