Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘esperanza’

sahara-man

 

 

  Duro es el camino

Y el auto-exilio es doloroso

Pero dispuesto estás

A arriesgar tu vida

Por la ansiada libertad

 

Mas en los senderos

Que has de recorrer

Con miles de peligros

Te has de encontrar

 

Debes irte, marcharte

Correr, escapar

Buscar esa vida

Que tu amada África

No te puede dar

 

Descalzo vas

Por aquella arena

Del inmenso Sahara

Siguiendo las invisibles

Huellas de aquellos

Que mucho antes partieron

 

Temes perderte

Y te detienes

Elevando tus plegarias

Al Todopoderoso

 

Pides aliento y paz

Para soportar

Esta ardua lucha

La búsqueda de esperanzas

Por realizar

 

Pronto es de noche

Y aunque el frío

Se cuela por tus huesos

Alzas tu mirada

Y las estrellas te hablan

 

Ellas han de guiarte

Al norte, te dicen, ve

Debes seguir

Ten fe

Pronto has de llegar

 

Miles de obstáculos

Has de enfrentar

Y el más duro será

Dejar atrás y para siempre

Tu amada inmortal

 

Qué solitario es el camino

Solitario es estar solo

Te pesa haberla dejado atrás

Por no haber confiado

En que ella era capaz

 

Capaz de seguirte

Hasta el confín del universo

Capaz de brindarte aliento

Y ser tu luz en aquella

Inmensa oscuridad

 

El egoísmo desmesurado

Y la avaricia del propio bienestar

Te llevó a dejarla atrás

Pero difícil se hace el olvido

Cuando éste sólo tiene memorias

 

A catorce kilómetros

De tu ansiada libertad

“No te olvides de mi”

Tu amada África llorará

Tu ausencia e inundará el Sahara

Con la esperanza de que vuelvas

 

 

 Inspirado en gran parte en la película “14 kilómetros” (distancia que separa África de Europa), la cual trata sobre tres jóvenes africanos -Violeta, Buba y Mukela- que atraviesan todo el Sahara y se enfrentan con muchísimos inconvenientes y dificultades por conseguir su objetivo que es el de llegar a España.  Estas imágenes de rostros exhaustos dan buena fe de la dureza del viaje, un viaje que tiene su origen a miles de kilómetros de distancia y que puede durar años. Imperdible largometraje.

Advertisements

Read Full Post »

 

Me abriste la puerta y el tiempo retrocedió. Eras vos, el de antes, el que me hacia feliz, el que me hacia reír.

Una última noche, dijimos. Vamos a ponerle fin a nuestros encuentros inciertos, confusos, casuales. Vamos a ponerle fin a corazones que se buscan sin encontrarse.

Entré. Me abrazaste. Te dije antes, es en tus brazos donde sigo encontrando el lugar más seguro de todos.

El living de tu casa parecía más chico que de costumbre… ¿Serán los años que pasaron? Eran los trofeos sobre el aparador…aquellos que te alejaron de mí… Pensé que todo estaba distinto, pero en realidad no había casi cambios en aquel lugar…incluso el papel del baño estaba puesto al revés, tal y como antes.

Tantos recuerdos en aquella casa tan grande…y por primera vez de noche estábamos solos. Vos y yo. Juntos en la infinitud de la noche. Y a la vez un abismo nos separaba.

No era el presente, eran cuatro años atrás. Comer juntos, reírnos, hasta incluso sentarnos en los mismos lugares que antes… ¿era coincidencia? ¿O era la costumbre de haber pasado tanto tiempo juntos? No sé lo que fue, pero me sentí tan plena, tan feliz, tan bien. ¡Cómo duele dejarte ir!

“¿Veamos las películas?” me dijiste… claro… no nos habíamos juntado para arreglar las cosas, sino para ver unas películas… qué insignificante idea! Pensar que yo sólo quería hablarte y saber lo que sentías en ese momento. ¡¿Qué me interesaban unas películas de realidades ficticias?! Estar en tus brazos, eso era lo que quería de verdad.

“¿Qué nos pasó?”, te pregunté un montón de veces durante la noche. No podía concebir el hecho de que no seamos el uno para el otro. “I know you think that I shouldn’t still love you”, como dice la canción… Lo sé… sé que querés que no te siga amando, pero el saberlo no quita el hecho que aún sienta algo por vos.  Duele dejarte ir…

Una última noche… cómo vivir después de esa noche… “¿Y si volvemos?” me decía a mi misma bien adentro… no me animé a preguntarte…ya sabía tu respuesta. Será que “I  know I left too much mess and destruction to come back again”, de nuevo esa canción que me hace pensar sólo en vos. Sí, lo bueno era muy bueno, y lo malo, terrible. No hay vuelta atrás. ¿Es este el final?

La noche pasó más rápido de lo que pasa un suspiro. Me queda tu recuerdo, tu olor en mi cuerpo, tus besos en mis labios, tus palabras en mi corazón. “Siempre que me necesites voy a estar con vos”, te dije mientras me abrazabas por última vez. Hubiera querido decirte “siempre voy a quererte”. Te miré, te besé, “todo va a estar bien” nos dije y salí. Las palabras se transformaron en la esperanza de volverte a ver… Duele tanto dejarte ir…

Read Full Post »